Tipos de mudanza: cuáles son y sus principales diferencias

Tipos de mudanza: cuáles son y sus principales diferencias

¿Vas a mudarte y necesitas consejos? Antes de seguir cualquiera de los tips y recomendaciones de expertos, debes conocer los tipos de mudanza.

Reconocer sus principales diferencias, no solo te ayudará a planificar cómo realizar la mudanza, también te hará considerar interesantes actividades necesarias en uno u otro caso.

Cambiar de residencia siempre tendrá sus desafíos. Sin embargo, puedes sacar ventaja de la experiencia, si sabes qué tipo de mudanza debes enfrentar.

Tipos de mudanza: cuáles son y sus principales diferencias Mudanza 1

Tipos de mudanza según la distancia

La distancia es un factor determinante cuando haces mudanza. En el mejor de los casos, puede ser hacia espacios contiguos, dentro de un mismo edificio o relativamente muy cercano.

Aun así, de forma más específica puedes encontrarte con alguno de los siguientes tipos de mudanza:

1. Mudanza local

El traslado se produce dentro de una zona bastante reducida. Puede tratarse de una mudanza en la misma urbanización, barrio o algún lugar cercano.

Se produce cuando buscas mejores condiciones de arriendo, pero estás realmente satisfecho con tu ubicación. Bien sea por la cercanía a la oficina, la universidad, el acceso al transporte o cualquier otra ventaja que no quieras sacrificar.

2. Mudanza regional

Este tipo de mudanza se caracteriza porque el nuevo destino se ubica dentro la misma ciudad, el mismo municipio o áreas cercanas.

Para estos tipos de mudanza necesitas tramitar un permiso ante las autoridades. Lo cual no es más que una autorización especial para el traslado de tus bienes de una región a otra.

3. Mudanza nacional

Las mudanzas a nivel nacional requieren traslados entre diferentes ciudades o departamentos. Dependiendo de la distancia del origen hasta el destino, los costos serán más elevados.

Si te desplazas con enseres o muebles, debes contratar un servicio de trasteo y mudanza. Además de los permisos correspondientes.

4. Mudanza internacional

Si te toca desplazarte de un país a otro, requieres organizar una mudanza internacional. Bien sea con enseres o si buscas opciones para arrendar un sitio amoblado.

Para establecerte de forma legal, además de los trámites de aduana, debes contar con tu visa. Cumplir las disposiciones del país de destino y consultar la lista de bienes que puedes o no traer contigo.

Mudanza según la magnitud

En estos tipos de mudanza se reconocen dos categorías principales que son las mudanzas parciales y las completas.

1. Mudanza parcial

Son las más simples, pues se trata de mudar únicamente un espacio del inmueble. Esto ocurre a menudo en la vivienda compartida o coliving. Aunque también cuando algún miembro de la familia decide tener su propio lugar en otra casa o apartamento.

Solo será necesario empacar las pertenencias y desocupar algunos de los espacios de la casa. Por ejemplo, dejar tu habitación y la oficina, para mudarte a un apartaestudio.

2. Mudanza completa

Aquí se pone a prueba tu capacidad de organización, ya que consiste en desocupar totalmente un inmueble para mudar todo a un nuevo lugar.

Puede hacerse una mudanza completa de una casa, un apartamento o incluso de una empresa. Suele tomar varios días, entre los preparativos, el traslado y la reinstalación en el nuevo destino.

Tipos de mudanza según carácter

Al hablar del carácter de los tipos de mudanza, se hace referencia a varias características. En este caso, puedes distinguir el espacio de origen, el destino o la logística a emplear.

1. Mudanza a apartamento o casa

Entre los tipos de mudanza esta es la más habitual. Tomar la decisión de mudarte a tu propio apartamento, o bien por un arriendo compartido.

Además de tus objetos personales, con frecuencia necesitas trasladar equipos electrónicos, muebles, libros y utensilios. En general, todos los elementos que te permiten estar cómodo e incluso hasta tus mascotas.

Tipos de mudanza: cuáles son y sus principales diferencias Mudanza oficina

2. Mudanza de oficina

Puede ser tan simple como cambiar las cosas de una habitación a otra. También es posible que te desplaces dentro del mismo edificio.

Significa una grata noticia si el motivo de tu mudanza de oficina es que te han ascendido, o que tendrás más espacio disponible en otra ubicación.

De igual modo, debes empacar de forma ordenada y eficiente. Por lo general, contarás con la ayuda de algunos empleados para mover lo que haga falta.

3. Mudanza de empresa

La organización de estos tipos de mudanza puede recaer directamente en la empresa o sobre tus hombros, si se trata de tu propio negocio. Es común en los casos de ampliación, cambio de ramo o vencimiento del arriendo.

Además de empacar el mobiliario, documentos y equipos, debes tomar las previsiones operativas del negocio para evitar que estés muchos días fuera de tus actividades comerciales.

4. Mudanza compartida

Se presenta entre los tipos de mudanza que ofrecen las empresas de fletes y traslados. Bien sea para mudanzas regionales o nacionales.

Consiste en ocupar parcialmente un camión con tus cosas y completar su capacidad con la mudanza de otra persona. Siempre que se dirijan al mismo destino o área cercana.

Aunque puede ser más económico, tiene como desventaja que debes esperar algunos días hasta que se complete el cupo del camión. Por lo tanto, no tienes una fecha exacta de salida.

5. Mudanza a coliving o VICO

Las opciones a la hora de mudarte a un coliving tienen la característica de que no necesitas llevar muebles contigo. Pues, estas comodidades se encuentran incluidas dentro de los servicios.

También dispones de las múltiples alternativas de arriendo VICO. Donde encuentras inmuebles a tu alcance, con los servicios y la ubicación que requieres. Además, de las opciones para arrendar con mascota.

En este caso, solo necesitarás traer tus objetos personales, ya que estará listo para mudarte cuando lo decidas.

Tipos de mudanza: cuáles son y sus principales diferencias mudanza 2

Conclusiones

Las labores de mudanza son actividades frecuentes para freelancers y nómadas. Quienes se conforman con llevar lo mínimo indispensable, puede ser tan práctico como cerrar su mochila y emprender el camino.

Sin embargo, hay ocasiones donde no resulta tan sencillo. Más aún cuando ya te estableces por algunos años y has adquirido varios enseres con el paso del tiempo. La solución, si la mudanza es temporal, es dejar todo de lado y encontrar un apartamento o habitación amoblada.

Cuando no sea el caso y según el tipo de mudanza que requieras, la planificación será tu mejor aliada. Cerca o lejos, Bien sea, que contrates un servicio de trasteo o lo hagas por cuenta propia.

Comparte con nosotros tu experiencia en mudanzas y dinos cuál te ha resultado un verdadero desafío.

Comparte esta publicación

Deja un comentario